El Parque Natural Sierra de Andújar fue declarado como tal en el año 1989, siendo en la actualidad el representante mejor conservado del Bosque Mediterráneo, y reducto privilegiado para una inmejorable representación de animales, muchos de ellos en grave peligro de extinción y que encuentran aquí su último refugio. Es por esto que este Parque Natural se ha convertido en uno de los más importantes y con mayor biodiversidad de la Península Ibérica.